Solomillo de ciervo a la barbacoa – Receta Especial

solomillo de ciervo

No products found.

A la barbacoa todo queda exquisito. No importa qué tipo de carne uses, siempre que la prepares como se debe, hallarás un sabor indescriptible. En esta ocasión, queremos enseñarte a preparar solomillo de ciervo a la barbacoa para que sorprendas a tus invitados durante esas ocasiones que sabemos, son especiales para ti y los tuyos. ¡Vamos allá!

El corte de solomillo en el ciervo es uno de los menos grasientos que existen. ¡Cualquier persona puede comerse una guarnición sin temer subir de peso después por eso!

Ingredientes

Para realizar una comida de 4 personas usaremos:

  • 800 g de solomillo de ciervo.
  • Pimienta negra, blanca y verde en grano.
  • Aceite de oliva.
  • Sal al gusto.
  • 2 tazas de vino blanco (opcional).

Antes de cocinar a la barbacoa

Necesitarás preparar la carne de ciervo con antelación, sea un día antes o dos horas antes dependiendo del método que uses para macerarla. Y es que el sabor de esta carne en especial tiende a ser bastante fuerte.

  • Si quieres rebajar la intensidad lo más posible, deja remojando la carne el día anterior en tu refri, bañado en las dos tazas de vino blanco, bien cubierto.
  • Por otro lado, si tienes algo más de prisa, puedes dejarlo reposar junto al aceite de oliva y los tres tipos de pimienta molidos. Cúbrelos con papel metálico y espera tan solo dos horas antes de prepararlo.

Preparación del solomillo de ciervo a la barbacoa

Ahora sí, ya con la carne lista para cocinarse, encendemos nuestra barbacoa, dejando que se caliente la parrilla a fuego alto. Una vez preparada para asar lo que sea, depositamos los filetes de solomillo de ciervo, bajamos la intensidad del fuego, y esperamos a que se cocine.

Dale vuelta con el paso del tiempo, siempre supervisando el progreso de la preparación y añadiendo la sal al gusto de lado a lado. Lo ideal es que estos filetes queden bien cocidos por fuera, y por dentro se perciba aún la suavidad de la carne a medio hacer, ¡así quedarán jugosos!

Si ves que la capa superficial del filete está más dura y consistente, pero al presionarla percibes aún la carne suave en su interior, es momento de retirarla del fuego.  

¡Por último, sirve tu filete con el acompañamiento que desees al gusto! Pueden ser unas ricas patatas o vegetales frescos. Si no sabes cómo prepararlos, también te explicamos la mejor forma de hacer verduras a la barbacoa.

Ya ves que se trata de una receta fácil y muy sabrosa. La puedes servir en cualquier momento del día o época del año sin que parezca desubicado. Para iniciar las comelonas y abrir el apetito, son especiales. ¡Pruébalas ya!

Si te gustó el contenido, puedes seguir aprendiendo otras recetas o puntos interesantes sobre el mundo de las barbacoas explorando nuestra página. También atrévete a compartir esta receta y ayudar a tus allegados para que tengan una idea nueva que experimentar en sus barbacoas. ¡No te lo quedes tú solo!

Escrito por