Salsa barbacoa casera – Receta Especial

Cuando de acompañantes especiales se trata, tener a la mano una salsa barbacoa en tus tardes de parrillas resulta prácticamente una obligación si deseas mimar a todos tus comensales solo con lo mejor. Por eso te queremos enseñar rápidamente cómo hacer una receta en casa obteniendo los más sabrosos resultados. ¡Vamos allá!

Esta receta es muy fácil de hacer, y sus ingredientes no son nada del otro mundo. Date un paseo por el súper para conseguirlos todos de inmediato.

Ingredientes para la salsa barbacoa

  • Cebolleta: 2 unidades pequeñas o 1 mediana.
  • 1 cucharada de mostaza: en salsa o granos triturados, a tu preferencia.
  • 2 cucharadas de salsa Perrins o Worcestershire para añadirle el toque inglés infaltable.
  • 1 cucharada de pimentón (puede ser dulce o picante, según el gusto en casa).
  • 2 cucharadas de miel (puedes jugar, una cucharada de miel normal y otra de miel de caña).
  • 2 cucharadas de azúcar morena.
  • 3 cucharadas de salsa kétchup.
  • 200 g de tomate natural triturado o de salsa de tomate casera.
  • 1 cucharada de salsa de soya.
  • 4 cucharadas de vinagre.
  • 1 cucharada de aceite de oliva (de preferencia virgen o extra virgen).
  • Pimienta negra y sal al gusto.
También puedes añadirle de 7 a 8 gotas de salsa tabasco si deseas darle un toque adicional de picor o sustituir el pimentón por uno ahumado para que obtenga el sabor de las salsas comerciales.

Preparación de la salsa barbacoa casera

  1. Lo más importante es cocinar la base de la salsa, la cual se sustenta en la cebolleta. Pícala ya sea en trozos minúsculos o medianos (si quieres textura en la salsa) y luego ponla a cocinar en una sartén previamente engrasada con el aceite de oliva, a fuego lento.
  2. Tienes que lograr el punto ideal: por eso espera a que se cueza la cebolla con cuidado hasta alcanzar una apariencia transparente (no dejes que se queme).
  3. Aun cocinando a fuego lento, procede a mezclar la cebolla con el azúcar moreno.
  4. Espera a que la cebolla se caramelice por completo, teniendo esa apariencia marrón oscuro uniforme y añade la salsa de tomate casera o los tomates triturados.
  5. Mezcla, dejando cocinar los ingredientes sin cambiar el fuego al menos cinco minutos.
  6. Luego de este tiempo, procede a echar el resto de ingredientes en el orden de tu preferencia.
  7. Deja cocinar por 15 minutos y luego retira el resultado del fuego.
  8. Puedes consumirla caliente o a temperatura ambiente, ¡disfrútala!

Recomendaciones

  • Esta salsa queda bien con la gran mayoría de las comidas hechas en barbacoas: carnes, pescados, verduras, e incluso sirve como base para marinar los ingredientes proteicos antes de pasarlos por la parrilla.
  • Puedes hacerla en una cantidad considerable para llenar un frasco y usarla por al menos una semana, teniéndola bien guardada dentro del refri.
  • Asegúrate de tener sin falta el aceite, la cebolla, el azúcar, así como la salsa de tomate (es decir, la base de la salsa barbacoa); si no posees alguno de los otros ingredientes, no te preocupes, igualmente podrás hacer la salsa.
  • La textura de la salsa, su picor, dulzor, o el punto en el que lo desees dependerá enteramente de tus gustos. ¡Puedes jugar con la salsa para que quede única en su estilo!

Para conocer muchas más recetas, sigue leyendo nuestra página. De la misma forma, si estás interesado en encontrar barbacoas para tu casa o para el camping, hallarás información pertinente en nuestras demás secciones. ¡No te lo pierdas!

Escrito por